31 enero, 2013

Katmandú. 15 ene

VIDEO EN YOUTUBE

Baba 
Por temas de visa tuve la excusa para ir a Katmandú. Parece que no podía estar más de 3 meses seguidos en India, y si salía no podía volver en menos de 2 meses. Pero quería estar solo 2 semanas, así la diversión estaba servida.
Al final ningún problema. Solo el bus desde la frontera hasta Katmandú, por la noche, un frío impresionante y la ventana del bus no se cerraba del todo...
Pude comprobar que los nepalies son gente
fantástica, incluso en el bus. Tuvimos que recoger a una chica que tuvo un accidente de moto y la llevamos al hospital. Se montó un grupo de chicos con globos de forma de corazón. Tuvimos un pinchazo. En un momento dado que me desperté vi que habían metido una puerta en el pasillo del bus. Y eso era mi primer día...

 De camino a Katmandú con compis de viaje

 Plaza Borden


Coincidí con Pepe, un voluntario de la Madre Teresa que conocí en Kolkata, y quedamos a una hora en un sitio en Katmandú, y conseguimos encontrarnos. Me comentó sobre los cuencos de sonido, los 9 metales que forman los más grandes, de 10 kg. y fabricados por 4 tibetanos a base de martillazos.

Las calles de Katmandú en la zona de Thamel están llenas de tiendas de deportes, y aún sigue preguntándome cual de todas venderá ropa original de la marca The North Face.


 Con Pepe y una amiga de Pucela

 Con Pepe momentos antes de que hubiera un nuevo apagón.

 Estupa Bhouda



Con Pepe en Borden.

Los dos primeros días los pase en cuarentena, dolor de barriga. Pude ver lo más importante para buscar una habitación es que la dé el sol, si no uno lo pasa mal por la noche. Conseguí la mía por 3 euros la noche, con wifi, y agua caliente cuando los paneles solares calentaban agua. La luz es otra cosa, cortes cada dos por tres, siempre por la noche. Por el día hay corriente.

Como no podía ser menos fuimos a comer al Penny Lane. El resto de la ciudad tiene su gracia, con plazas en las que hay que pagar, a no ser que te despistes. Son plazas pobladas de pequeños templos y con una atmósfera mágica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada